top of page

El duelo en el divorcio

El duelo ante cualquier pérdida es doloroso y la pérdida de la pareja, no sólo afecta a dos, arrastra en su caída a personas inocentes; los hijos, quienes sufren las consecuencias en su propia vida. El divorcio, en la gran mayoría de las ocasiones es una pérdida necesaria que, dada después del divorcio emocional, evita sufrimientos mayores. Para todos.


Todo divorcio emocional conlleva un proceso de duelo: para unos largo, para otros, corto o para otros menos afortunados eterno, pero siempre existe un camino si se quiere salir adelante, en el que a veces se recorre solo, pero con voluntad firme y en otros casos el recorrido será tomado de una mano amiga, de un profesional de la conducta, quien teniendo las herramientas adecuadas nos guiará hacia la salida del sufrimiento, nos guiará, hacia una nueva vida.



Una donde NO nos encontremos UNIDOS POR EL DIVORCIO a nuestra ex pareja.

Hasta que aprendamos a perdonar y a perdonarnos. Hasta que el divorcio emocional nos separe.


¿Y los niños?

Cuando los hijos se percatan que existen problemas muy serios entre sus padres, se sienten profundamente inseguros. Se sientes vulnerables e impotentes de poder intervenir en asuntos que supuestamente “sólo conciernen a los mayores”. Para empezar, es difícil que se les tome en cuenta. Ellos también estarán de duelo, pero de diferente forma.


Las manifestaciones conductuales que presentan los niños son muy diversas; ya que esto significa para ellos un cambio de destino. Sin deberla ni temerla, ellos van a tener que aprender a vivir de esta forma. En dos casas, con nuevas personas como un nuevo padrastro o madrastra y hermanos.


¿Qué pasa con ellos en el divorcio?

Si sus padres ya se han divorciado emocionalmente, si ya se han perdonado, si ya no hay peleas entre ellos los chicos entenderían mejor que no hace falta pelear sino dejarse de amar para elegir separarse.


Un nuevo paradigma. Mis padres se separaron PORQUE YA NO SE AMABAN, no porque se peleaban. Pero siendo honestos, esto casi nunca pasa. Porque las personas que se separan no se desvinculan a nivel emocional antes de anunciarles a los chicos su separación. ¿No pelean? ¿Entonces por qué se separan? Porque ya no nos amamos igual hijo. Pero a ti y a tus hermanos sí.


Durante los más de 25 años que tengo en el ejercicio de la psicología, he visto menos de una decena de casos así. Simplemente porque estas parejas que deciden divorciarse emocionalmente anticipadamente al divorcio legal no necesitan acudir a terapia. Esos pocos casos han pedido ayuda para sus hijos. No para ellos.


Pero cuando somos padres iletrados en temas emocionales, que no nos hemos divorciado emocionalmente elegimos separarnos o aceptar a fuerzas que el otro desea hacerlo, regularmente el escenario es muy distinto para sus hijos.


Fragmento del libro "Divorcio emocional"

54 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page