top of page

Febrero 12. Dolor emocional

El dolor emocional es una herida que nadie ve, pero de las que más tarda en sanar. Todas nosotras tenemos alguna, o más de una. Sin embargo, lejos de verlas como derrotas o símbolos de debilidad, las mujeres que nos amamos demasiado aprendemos a reconocerlas como parte de nosotras mismas.


No somos inmunes al dolor, (que no es lo mismo que sufrimiento) pero solo unas pocas somos capaces de trasformar ese dolor en una lección de gran aprendizaje.


Porque no somos nuestras derrotas, ni nuestras pérdidas. Somos lo que elegimos. Aunque esto es algo que nos cuesta mucho descubrir, porque el dolor emocional siempre duele y siempre nos recuerda “dónde está la herida”, también estamos claras: Somos responsables de curarla.


En el pasado nos decíamos a nosotras mismas muchas cosas para sobrevivir al dolor: “No duele tanto.... Quizá si espero un poco, las cosas cambiarán... No es para tanto. Puedo con esto... Tal vez si trato de hacer cambiar a la otra persona, no tendré que cambiar yo misma”.



Negábamos que nos dolía porque no queríamos sentir el dolor. Sin embargo, los asuntos inconclusos no desaparecen. Se siguen repitiendo hasta que captan nuestra atención, hasta que los sentimos, lidiamos con ellos y elegimos curarlos.

Muchas de nosotras no tuvimos las herramientas, el apoyo o la seguridad que necesitábamos para reconocer y aceptar el dolor en nuestro pasado.

Pero nunca sabemos qué tan fuertes somos, hasta que ser fuertes es nuestra única opción.


Esta es nuestra rutina emocional para repetir durante este día: “Y hoy lo sabemos: y nos convierte en mujeres resilientes. Mujeres que se aman demasiado.”


¡Te deseamos un día tan maravilloso como elijas que este sea!

Grupos "Gimnasio emocional"

Para codependencia emocional

Conéctate para una sesión GRATUITA

8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Opmerkingen


Gabriela Torres de Moroso Bussetti, psicóloga
bottom of page